jueves, 26 de julio de 2012

Los guerreros de la Luz:



A veces, en medio de una batalla que parece interminable, el guerrero tiene una idea y consigue vencer en pocos segundos.
Entonces piensa: “¿Por qué sufrí tanto tiempo en un combate que ya podía haber sido resuelto con la mitad de la energía que gasté?”
En verdad, cualquier problema, una vez ya resuelto, parece simple. La gran victoria que hoy parece fácil fue el resultado de pequeñas victorias que pasaron desapercibidas.
Entonces el guerrero entiende lo que sucedió y duerme tranquilo. En vez de culparse por haber tardado tanto tiempo en llegar, se alegra por saber que terminó llegando.
Del “Manual del guerrero de la luz” de Paulo Coelho.